fbpx

Meditar para gestionar el estrés

El estrés 

En la vida hay situaciones de todo tipo, unas son más agradables que otras, las hay más relajadas, más activas, más  o menos peligrosas o más divertidas o aburridas, más o menos tensas…

Para cada una de estas situaciones el cuerpo tiene una respuesta que por decirlo de alguna manera ya viene prediseñada, así en situaciones agradables o placenteras recibimos información que estamos bien pero por el contrario en situaciones tensas el cuerpo activa ciertos químicos que nos hacen llegar una información de peligro por lo que el estado de alerta se activa.

El estado de alerta casi constante que nos hace vivir la vida actual produce a la larga que el estrés aparezca ya que es muy difícil mantener una actitud de alarma con los músculos tensos y el cuerpo preparado para dar una respuesta rápida de huída o ataque constantemente.

Una situación de estrés prolongada nos debilita, reduce nuestras defensas y además, desde el punto de vista psicológico, afecta a nuestros pensamientos y por ende a nuestra conducta.

La meditación nos ayuda a tener tiempo con nuestro interior.

La meditación puede restaurar tu paz interior

Estrés positivo y estrés negativo

El estrés positivo es ese estado de alerta que puede ayudarnos a salvar una situación de peligro, nos da fuerza, decisión, determinación y energía en caso de detectar que debemos atacar o huir.

Pero muchas veces no es posible tomar decisiones que nos permitan atacar o huir, utilizando la energía extra que nos aporta la situación estresante.

Esta energía “sin quemar” se va acumulando y produce cansancio y debilidad, es estrés negativo acumulado y llega a ser una enfermedad que lleva a generar respuestas muy nocivas en nuestro organismo.

La meditación como método para gestionar los niveles de estrés

La meditación permite ser más consciente del estado en el que se encuentra nuestro cuerpo.

Esto es especialmente importante para tomar conciencia de si estamos en estado de alerta provocado por una situación de estrés en cierto momento determinado.

Las personas que meditan, aprenden a identificar los pensamientos de su mente y a modificar la relación que tienen con ellos.

Así, las respuestas emocionales que se activan según lo que pensamos pueden ser modificadas al tomar consciencia de lo que está pasando en nuestra mente.

Meditar no solo te hace más consciente de tu estado, te permite modificar tu relación con tus pensamientos, te aporta paz, calma y equilibrio.

En el siguiente vídeo te ofrezco algunas consideraciones para que abraces a tu mente!

 

Angélica Soler – Meditación en ti

Comparte 😊  para que más personas puedan beneficiarse de este contenido, suscríbete al canal de YouTube para tener notificaciones de los nuevos contenidos! 

Te animo a hacer otra meditación guiada o a descubrir más beneficios de la meditación.

Soy Angélica Soler, profesora de meditación y creadora de cursos de meditación.

Si es la primera vez que pasas por aquí, te invito a aprender a meditar conmigo.

Gracias por estar ahi! 🙏 🙏 🙏 

Te puede interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.